Alberto Omar Walls

El compadre rico y el compadre pobre...

Escrito por albertoomarwalls 14-04-2012 en General. Comentarios (0)

 

 

...cuentos de maría Jurana de la palma

 

                                            por Alberto Omar Walls

 

Me refiero aquí al cuento popular, o simplemente el cuento de invención familiar en el medio rural: El cuento inacabable de los dos compadres, uno rico y otro pobre, cuentos de la astucia y la supervivencia, son de María Jurana, de La Palma, que trascendió centenaria ya hace unos cinco años. Son cuentos que como en Las mil y una noches se empatan unos con otros, como las muñecas rusas o las cajas chinas, dando pie uno al otro en un recuento interminable.

Su nieto, Chicho, me los contó y aquí los reescribo de la manera que yo supe, pasado algo de tiempo, recordarlos. Las historias, las retomes por donde quieras, podían ser contadas más o menos así:

 Eran dos compadres, uno rico y otro pobre, que siempre se estaban haciendo pillerías. Un día, el compadre pobre, quiso reírse del compadre rico y hacerse rico a su costa. En esas estaban siempre. Ese día se puso un sombrero nuevo que el compadre rico no le había visto nunca. Se fueron a un bar y allí dijo el compadre pobre que él le invitaba al compadre rico a lo que él más quisiera, pero con su sombrero, porque su sombrero era mágico, y que nada más levantarlo un poco de su cabeza el camarero aceptaría lo que él le pidiera. Pero había ocurrido que antes, por la tarde, el compadre pobre se había acercado a hablar con el camarero y le había ofrecido unas monedas explicándole que durante tres veces que él levantara su sombrero él dijera que estaba todo pagado y que no habría problema alguno. Pues así lo hicieron. El compadre pobre que le dice al compadre rico: te invita mi sobrero a lo que tú quieras beber. Y el compadre rico le dice quiero un güiski doble. Entonces el compadre pobre levanta su sombrero y el camarero dice que sí, que no había problema. Así lo hicieron tres veces. Entonces el compadre rico se dijo para sí, bah, esto es un chollo. Yo me tengo que hacer con ese sombrero. ¿Cuánto quieres por él? ¡Tú tienes que darme ese sombrero"! Pero el otro le contestó, sí, pero te va a costar mucho, mucho, mucho... Por lo que el compadre pobre le pidió por su sombrero muy caro, muy caro... El compadre rico se lo compró, mas cuál sería su desconsuelo, cuando en el siguiente bar de al lado fue a hacer la prueba y comprobó que el camarero no le hacía caso ninguno, tampoco en el siguiente, ni en el otro o el otro... Así que se dio cuenta de que el compadre pobre le había hecho una jugarreta y prometió romperle, rajarle la cabeza por sinvergüenza; aunque no se sabía bien quién era más sinvergüenza uno el otro. Y agarró un hacha y tiró para dar a casa del compadre pobre. Pero éste que suponía cuáles iban a ser las intenciones del compadre rico, se había preparado antes para recibirlo en su casa. Cuando llegó se puso de acuerdo con su suegra, diciéndole que el compadre rico lo estaba buscando para cobrarle la boda de su hija y que estaría dispuesto a matarlo si no le pagaba. Por eso le dijo: Usted coge las tripas del cochino y se las pone debajo del vestido, en la barriga, y cuando el venga a exigirme que le pague, pues yo me hago como que estoy loco y me lío a dar tajos de un lado para otro. Y así pasó. Cuando el compadre rico llegó allí dando gritos y amenazándole con matarlo, él le quitó el hacha y empezó a dar hachazos a diestro y siniestro, clavándole el hacha en la barriga de la suegra, y hete aquí que todas las tripas del cochino salieron para fuera, con lo que el compadre rico le cogió miedo. Se marchó, pero se dijo para sí que lo esperaría en el puente que estaba encima del río y que allí le daría una buena tunda cuando lo viera pasar. Así ocurrió a las pocas horas. Pasaba el compadre pobre cavilando de cómo le podría sacar más perras al compadre rico cuando sin poderlo evitar le calló encima el compadre rico con un saco entre las manos y, tras una larga pelea, logró meterlo dentro, lo ató y le dijo a grito pelado: vaya, hombre, ya estás tan encerradito y seguro que no te vas a poder escapar nunca más. Ay, sácame de aquí, yo te prometo que no te volveré a hacer ninguna pillería más. No, le dijo el compadre rico, te voy a tirar al río, pero antes te quedas aquí esperando, encerrado en el saco, que me voy a la taberna de al lado a tomarme un vaso de güiski para coger fuerzas.  Y así lo hizo, pero no contó con la buena suerte y la astucia del compadre pobre. Ocurrió que por allí pasaba cada mes Jenaro, el pastor de cabras, que vio removerse aquel saco. Lo abrió y encontró dentro al compadre pobre a quien no conocía de nada y le preguntó: ¿pero qué hace ahí dentro, hombre de Dios? Ah, le dijo el compadre pobre, si supiera mi desgracia... Mis guardianes han entrado en esa taberna y pronto volverán. Me llevan a la fuerza porque me quieren casar con una princesa a la que no quiero. ¡Ella es bella y poderosa, pero yo estoy ya enamorado de otra con la que sueño noche y día! Y si usted quisiera sustituirme y meterse en el saco, yo me quedaría con sus cabras a cambio. Al cabrero, que era joven y ambicioso, le gustó la propuesta del trueque y ni corto ni perezoso se metió en el saco. El compadre pobre lo ató y se marchó con su nueva propiedad de ciento veinte cabras para  su casa, contento como unas pascuas. Cuando llegó el compadre rico, harto de vino y borracho ya como una cuba, agarró el saco y a rastras lo acercó al río y lo tiró al fondo.  He aquí que a los tres días el compadre rico ve al compadre pobre con las ciento veinte cabras. Sin salir de su asombro, le pregunta ¿pero qué haces tú aquí? A lo que el compadre pobre le dijo, ¿sabes lo que te digo?, que me hiciste un gran favor cuando me tiraste al fondo del río... Aquel río no era un río cualquiera, era un río por el que corría leche y oro, era el río de la abundancia, y por eso estoy aquí nadando en la abundancia. Fíjense que tal corajina cogió aquél hombre, el compadre rico contra el compadre pobre, que aún en aquel valle se están oyendo los griteríos contra el cielo, y su mal destino, porque no había podido verse libre del individuo que más odiaba en el mundo: el compadre pobre...

Y este cuento se acabó y unos comieron perdices y otros no.

 

 

 

 

¿Quién soy?

Escrito por albertoomarwalls 06-08-2011 en General. Comentarios (2)

¿Quién soy?

                       

 

                       por Alberto Omar Walls

 

 

¿Quién es éste que me ocupa

y se acicala a su antojo,

según pasa años o le cambian

los ánimos y ambiciones?

 

¿Quién es ese que se coloca

un sombrero en la cabeza,

se deja unos pelos en la cara

y dice por ahí que soy yo?

 

Por encima de todo he de afirmar

que no soy solo un físico,

ni un nombre,

ni unos estudios,

un DNI o una dirección de correo

electrónico. ¡Soy el que Soy, eso sí!

 

Soy quien soy y se proyecta

en el universo en todas

y cada una de sus partículas

de energía cósmica.

 

Soy el que Soy y amo la Vida

con la fruición de quien se sabe

extendido y ágil como

una alfombra mágica.

 

Soy, sin recordarlo,

quien ha subido montañas

y atravesado continentes,

quien ha parido en el desierto

mil culebras y alacranes,

y quien ha protegido en ciudades

a multitud de niños para que no  

los devoraran las alimañas.

 

Pero si me ves con este rostro,

salúdame o bésame, estréchame

entre tus brazos, llámame Alberto

como si de verdad lo fuera,

y déjame amarte con la fuerza

de mi eterna energía en libertad.

 

 

Miguel Hernández

Escrito por albertoomarwalls 10-04-2011 en General. Comentarios (0)

 De Miguel Hernández, Carta, en la voz deAlberto Omar Walls

               http://www.youtube.com/watch?v=nQp6-nQlf6A

      "Carta" es un bellísimo poema de Miguel Hernández [de su libro "El hombre acecha", 1938], que siempre me emocionó. En él conjuga un pasado, vida presente y muerte, de manera excepcional. Este poema que he grabado en mipropia casa con mi pequeña grabadora Olimpus, lo he recompuesto con dos elementos para mí sustanciales: algunas fotografías de mi entorno vivencial, vistas de mi isla, y una grabación de fondo, de mi madre Amparo Walls Hernández, cantando y tocando el piano, de hace más de treinta año y que realicé con un magnetofón de los de antes, cuya grabación pude recuperar a base de pasar de una grabadora a otra. Pudiera ser quizá que la velocidad de entonces estuviera desfasada, lo cierto es que voz y música quedan un tanto distorsionadas, lo que, indudablemente, le incorpora al producto final un ambiente lejano, antiguo, como si nos remontáramos a esas fechas de la guerra en que el gran poeta Miguel Hernández, a pesar de estar encarcelado, escribía sus geniales poemas de amor a Josefina Manresa. Es, para mí, este poema un testimonio sublime del Amor, sin tiempo, ni espacio, ni condición...

http://www.youtube.com/watch?v=nQp6-nQlf6A

Lorca y Cernuda: mi recitado de poemas en you tube

Escrito por albertoomarwalls 25-01-2011 en General. Comentarios (0)



ROMANCE DE LA LUNA, LUNA  de García Lorca

 http://www.youtube.com/watch?v=GisCr6jf3YY

Este poema trágico, "Romance de la luna, luna", está incluido en su hermoso libro "Romancero gitano". Es un romance de lírica popular y dramática con dos protagonistas evidentes: la luna y un niño gitano. La luna en toda su simbología dramática adopta los significados de la muerte, recuérdese el final de su genial pieza teatral "Bodas de sangre". Hay quien dice que la luna simbolizaba el destino trágico de la cultura gitana, pero creo que Lorca asume ese motivo para mostrar cómo la belleza, el amor y la muerte se conjugan como una trilogía inseparable cuando el deseo dinamiza a sus componentes. En cualquier caso, su vital Belleza va más allá de cualquier análisis y entronca con lo atávico y lo prenatal, ya que sabemos que muchos partos se aceleran en el momento que se da la Luna llena. Como si fuera un nacimiento al revés: venimos de donde desconocemos, morimos de allí para nacer aquí, en un eterno retorno...


La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.

Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

Cómo canta la zumaya,
¡ay, cómo canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
El aire la está velando.

... (más información)  

 

TE QUIERO  de Luis Cernuda

http://www.youtube.com/watch?v=awwgIcKNmE8

Como en los otros recitados, esta vez se trata del poema "Te quiero", de Luis Cernuda, ey son tanto la voz como las  imágenes de AlbertoOmar Walls. Cernuda es uno de los poetas españoles más importantes de los últimos tiempos, y ocupará siempre un espacio de excepción en mis relecturas. Y quizá no deba decir re-lectura, sino de lectura permanente, pues me resulta tan hondo el eco íntimo que cada vez connota en mí su poesía. Tiene el don de hacerse veraz fortuna creativa, un místico hallazgo para la sensibilidad. En la grabación del sonido me ha asistido en su estudio mi amigo Toni Peña (de La mirada automática).


LÁZARO  de Luis Cernuda

http://www.youtube.com/watch?v=YdkPNnkoTr8

 Ya se sabe que admiro a Luis Cernuda hasta el tuétano. Su amplio libro "La realidad y el deseo" [1936], que contiene otros libros, es un ejemplar de mi cabecera de lecturas Y su poema "Lázaro" es uno de los escritos más impactantes que he leído. Va más allá de lo estrictamente poético, desgajándose de la esclavitud de imágenes y tropos, para adentrarse en las profundas raíces de lo poemático universal... para ir a volcarse en lo sustancialmente agónico de un ser condenado a vivir por encima de la necesidad de existir. Sin alharacas ni florituras este Lázaro suyo en primera persona nos va describiendo poco a poco cómo "fue su vuelta a la vida", una vez que la voz de El Cristo lo llamara, extrayéndolo a la fuerza de la profunda pereza de la muerte. Y no hallará allí el lector patetismos desmedidos, ni revolturas viscerales que transmitan una idea tremebunda de la experiencia del resucitar bíblico... En Historial de un libro, nos dice el propio Cernuda: "Aprendí a evitar, en lo posible, dos vicios literarios que en inglés se conocen: uno, como pathetic fallacy (creo que fue Ruskin quien le llamó así), lo que pudiera traducirse como engaño sentimental, tratando de que el proceso de mi experiencia se objetivara, y no deparase sólo al lector su resultado, o sea, una impresión subjetiva; otro, como purple patch o trozo de bravura, la bonitura y lo superfino de la expresión, no condescendiendo con frases que me gustaran por si mismas y sacrificándolas a la línea del poema, al dibujo de la composición. Ya se recordará cómo, en general, mi instinto literario tendía a prevenirme contra riesgos tales. Algo que también aprendí de la poesía inglesa, particularmente de Browning, fue el proyectar mi experiencia emotiva sobre una situación dramática, histórica o legendaria (como en "Lázaro", "Quetzalcóatl", "Silla del Rey", "El César"), para que así se objetivara mejor, tanto dramática como poéticamente. La luz, los árboles, las flores del paisaje inglés comenzaron a aparecer en mis versos, para matizarlos con un colorido y claroscuro nuevos. Así fue el norte completando en mí, meridional, la gama de emociones sensoriales."

A través de la interpretación hablada que hago en este poema, he querido compartir con todos ustedes esta joya de la literatura universal. He querido conservar el drama sin perder ese tono objetivo y distanciador al que alude Cernuda. Es lógico que el autor aluda a Browning, pero yo en mi dramatización hablada he optado por un efecto distanciado que me recuerda al teatro épico, ¿brechtiano quizá? No en vano, también a Bertolt Brecht le fueron caros los personajes distanciados en el tiempo (su tiempo). Grabé el poema "Lázaro" en el estudio de Tony Peña, una noche en que el buen vino tinto me salía por las orejas. Y así quedó. Semanas después, con la magia y sensibilidad que derrocha José Manuel Guillén, con su música, se reorganizó todo en el programa premiere. Juntamos las imágenes de una de mis querida Lunas llenas, en este caso las grabé en gosto de hace dos años, mi voz prestada a Lázaro y el sonido de su música, en un conjunto que espero vaya más allá de lo simplemente descriptivo. Me obsesionan las lunas llenas, por eso tomé las imágenes de la sorprendente y extraña luna llena, con su medio eclipse, la noches del 16 y 17 de agosto de 2008, en Los Cristianos de Tenerife, e hicimos el montaje final de imágenes y sonido, Guillén y yo, dos tardes después en su garaje-taller electroacústico de El Sauzal. Por si fuerasmuy meticuloso (o "pedante", como diría el genial y recordado  maestro Alejandro Cioranescu), les recuerdo que el texto escrito de Lázaro, al completo,  se puede hallar en  este mismo blog: http://albertoomarwalls.blogspot.es/

... (más información)  

 

Daniel Negrín y la sinergia de las artes

Escrito por albertoomarwalls 27-12-2010 en General. Comentarios (1)

El riego de ser artista

http://vimeo.com/13415086

 Daniel Negrín es un joven creador de Las Palmas a quien tuve la suerte de conocer gracias a mi amiga Mónica de La Palma, en el VII Campus Iberoamericano de Cultura y Cooperación celebrado este pasado noviembre en el CICA. Daniel no puede dejar de parir ideas porque es un creador nato, de esos que eran lo común en tiempos de Leonardo Da Vinci, pero que hoy son un rara avis. Va en bicicleta y se interesa por todo lo que nos permite estar vivos y gozar del arte de vivir. Se sabe que en nuestro pacato medio prima la superespecialización profesional: quien es poeta ni se atreve con el teatro, a quien le gusta la danza aborrece el performance, quien goza con el cine mira por encima del hombro el teatro, quien escribe novelas no sabe de números y odia el periodismo, y así hasta el infinito…

Daniel, quien además es una buenísima persona, me escribe y envía el link del trailer de su anterior trabajo que llevó al directo (es decir, frente al público) con dos músicos más y que le ha costado año y medio de curro. Su nombre es "El Universo Humano, Ciencia & Arte”, y se trata de un viaje desde el Big Bang, creación del universo, era cósmica, sistema solar, evolución biológica, teoría genetista y migraciones de los homo sapiens, del neolítico hasta nuestro días… Y, partiendo de ahí, se introducen en el cerebro humano,  la inteligencia emocional, la memoria y aprendizaje, la cooperación y la sinergia, para terminar con una apuesta de presente y futuro para nuestras sociedades: transformación de dentro hacia fuera, creatividad, consumo responsable, I+D, medio ambiente…

Daniel me explica algo más el del proyecto: “Son 18 sketchs, entre video-art, animaciones 2D, documental, danza contemporánea y natación sincronizada y dibujos. Una performance con audiovisuales y música en vivo, y tiene una duración de 67 minutos. Este trabajo tiene un gran contenido humanístico como se podrá contemplar, y espero que para este próximo año pueda llevarlo a todos los rincones de Canarias y tener alguna oportunidad ahí en Tenerife, ya que ha participado muchísima gente, de Bellas Artes, Biología  y de Psicología de la ULL”.

Recomiendo picar en el link que sigue: http://vimeo.com/13415086